miércoles, 3 de diciembre de 2014

XCIV


Una rosa sin espinas,
un volcán sin erupción,
un mar sin tormenta,
un arañazo sin sangre,
un beso sin humedad,
una caída sin dolor.

Dame tus espinas,
tu ardiente lava,
tus poderosos rayos,
tus uñas en mi piel,
tu indiferencia cruel...
Quiero escribirte,
no poseerte,
no conocerte.

Deja la dulzura
para las flores,
la sonrisa 
para el sol,
la caricia
para el viento,
el beso
para la lluvia,
el abrazo
para el amante.

Quiero tu veneno,
tu mordedura letal,
la amargura 
de tu cuerpo,
la hiel
de tus palabras,
la noche
de tu ausencia.

Quiero naufragar,
perderme en la niebla
de los mares
sin puerto.
Te quiero 
en mis sueños 
de aprendiz 
de poeta.
Te quiero 
en mi pluma
que danza
sobre el
papel.

Santi Malasombra

viernes, 21 de noviembre de 2014

XCIII


Olvidaría tu desdén,
tu apatía...
Yo quería volar
contigo.
Tú querías anclarme
a tierra.
No me amaste,
te conformaste
conmigo.
Olvidaría
 tus palabras
de cartón.
Olvidaría
 tu cuerpo desnudo
vestido
de mentiras.
Olvidaría 
tus ojos...
¡No! ¡Tus ojos, no!
¡Tu ojos, no!

Santi Malasombra

lunes, 10 de noviembre de 2014

XCII


Palabras que se pierden
en el bosque de la noche.
Palabras sin retorno 
que mueren si amanece.
Palabras que son baldías
si ella no las lee.
Palabras que son espinas
cuando no se dicen.
Palabras que son lujuria
si de su boca nacen.
Palabras innecesarias 
si vienen de su mirada.
Palabras de agua fresca
si de su sonrisa brotan.
Palabras de dulce pecado
si su cuerpo desnuda.
Palabras blancas
si sueño con ella.
Palabras negras 
si ella es la pesadilla.
Palabras que acarician, 
palabras que arañan,
palabras de sangre,
palabras de vida, 
palabras de muerte.
Palabras y palabras.
Palabras...

Santi Malasombra 

jueves, 9 de octubre de 2014

XCI


Luna llena que guardas
suspiros, lamentos,
deseos, sueños...

Luna llena que hoy
vistes de blanco
como la virgen hoja
que pide letras.

Luna llena que 
la noche llenas
de lunáticos
que te escriben.

Luna llena que
de palabras
te alimentas.

Luna llena, 
regálanos 
tu luz. 

Santi Malasombra

jueves, 14 de agosto de 2014

XC


Poderosos huracanes se arrodillan

ante el más leve de tus suspiros.

El sol huye y se esconde

cuando tus ojos miran.

La lluvia cesa

si una lágrima 

en tu mejilla serpentea.

La primavera detiene

sus rojas rosas

cuando nace tu sonrisa.

El calor del verano,

frío parece 

ante un beso

de tus labios.

El terremoto envidia

el poder de tus caricias.

Tu voz silencia

al viento del valle,

al murmullo del río,

al romper de las olas del mar,

al ruiseñor que busca

a su amada.

La noche sólo llega

cuando dices adiós.

Pero quedan los sueños

si en ellos estás

y las pesadillas 

si tu ausencia aparece.

Las pesadillas...

Santi Malasombra 





domingo, 3 de agosto de 2014

LXXXIX


Tan herido que ni dolor siento.

Tan solo que ya temo la compañía.

Tan desesperado que ya no lucho.

Tan cansado que ya no lloro.

Lamentos de madrugada

que nadie escucha.

Y amanece...siempre amanece.

Tus caricias sanan mis heridas.

El susurro de tu voz

viaja conmigo.

Tus besos son las armas

que empuño en la batalla.

Tu sonrisa es la fuerza

en mi camino.

Tus caricias son la mañana

de luz y dulce brisa.

Tus ojos son el fuego

que alimenta mi vida.

Poderoso fuego

que se rendirá ante la noche,

pero amanecerá...

Siempre amanece...

Siempre...

Santi Malasombra 




domingo, 27 de julio de 2014

LXXXVIII



Días claros de sonrisas blancas.

Noches oscuras de lágrimas tristes.

Llovizna de caricias lentas.

Tormenta de dagas de plata.

Pura belleza de inocentes almas.

Sangre de corazones rotos.

Tus ojos de sol.

Mis ojos de niebla.

Mares de sábanas de seda.

Ríos de retorcidas espinas.

Sueños de paz.

Realidades de guerra.

El bien y el mal.

Tú y yo condenados a la distancia.

Vidas paralelas que no se cruzan.

No pueden.

No deben.

Vagabundo seré.

Agarrando la mano que no está.

Tu mano se fue.

Y la siento tan cerca...

Tan cerca...

Santi Malasombra.



martes, 15 de julio de 2014

LXXXVII


Llegaste con los rayos del sol de julio.

Galopando sobre la brisa del salado mar.

Mostrando el agua del manantial de tu boca.

Abrasaste mi cuerpo con las ascuas de tu piel.

Saciaste mi sed con tu travieso deseo.

Te adueñaste de mi boca con tu salvaje aliento.

Prisionero fui de tus dulces garras.

Cautivo de tu pecaminoso cuerpo.

Miradas de fuego,

caricias infinitas,

besos de lava...

Y te fuiste con el frío,

pero el frío,

no.

Santi Malasombra 












domingo, 6 de julio de 2014

LXXXVI


Siempre presente está tu ausencia.

Tu cuerpo de miel en la cama vacía.

Tu pelo de trigo danzando en la calma.

Tus manos de ángel en mi espalda gastada.

Tus ojos de niebla en la oscuridad.

Tus besos de lava en mis labios fríos.

Tu voz de diosa en el silencio.

Tus abrazos eternos en mi adiós.

Tus lentas caricias en mi soledad.

Siempre presente está tu ausencia.

Siempre...

Santi Malasombra 


domingo, 29 de junio de 2014

LXXXV



De suave música se maquilla la noche.

Soledades que bailan desesperadas danzas.

Miradas felinas sobre curvas de alcohol.

Cruce de suspiros en habitaciones de hotel.

Suelo adornado de ropas tiradas.

Pieles unidas sobre la cama.

Frenéticos abrazos de corazones rotos.

Besos ausentes en labios de pecado.

Sueño inquieto de culpa.

Mañanas vacías.

Amores vacíos.

Vidas vacías.

Santi Malasombra 


jueves, 26 de junio de 2014

LXXXIV


Botella vacía, 

Mirada de hielo, 

labios que mienten,

Manos ciegas,

piel dormida,

falso placer,

pesadilla,

dulce adiós,

¡No te vayas!

Santi Malasombra

domingo, 22 de junio de 2014

LXXXIII



                                            Vieja guitarra
                                            que lloras blues
                                            triste y bello.
                                            Tus acordes
                                            son lágrimas
                                            que mi alma
                                            purifican.
                                            Tu amiga,
                                            la armónica
                                            siempre
                                            a tu lado.
                                            Desgarrando
                                            el aire
                                            que respira
                                            desesperado
                                            el corazón
                                            roto.
                                            Blues negro,
                                            poderoso
                                            y auténtico.
                                            Amargo
                                            y diabólico.

                                            Vieja guitarra
                                            que lloras blues.
                                            Sigue llorando
                                            mis lágrimas
                                            por mí.

                                            Santi Malasombra.


domingo, 15 de junio de 2014

LXXXII

Hoy estuve en nuestra playa
sentado en nuestra roca
y mirando nuestro mar.

Hoy encontré tu recuerdo
entre el sol y la brisa.

Hoy reviví el sabor
de tu salada piel,
de tus trenzas de trigo,
de tus labios mordidos.

Hoy recorrí el paseo
que nos vio caminar
de la mano cogidos.

Hoy caminé por la arena
que fue nuestra casa.
La arena que usabas
para escribir en mi espalda
palabras de amor.

Hoy estuve en nuestra playa,
la playa del primer beso,
y del segundo, y...
Besos de adolescentes,
torpes, nerviosos
y tan dulces...

Hoy estuve allí
contigo en el recuerdo,
y volví con una sonrisa
pensando en ti,
niña de miel salada.

Santi Malasombra

domingo, 1 de junio de 2014

LXXXI

La hoja en blanco
y la belleza en mi mente.
La he visto hoy,
de nuevo la he visto.
No sé su nombre
ni qué hacía allí.
Su largo pelo
regalaba luz.
Sus bellos ojos
prometían pasión.
Boca de miel,
sonrisa perenne.
Para morir en ellos
son sus labios.

La hoja en blanco
y la belleza en mi mente.
Puedo escribir
mil palabras
en vano intento
de dibujarla.
Tristes garabatos
son mis frases
ante su presencia.
¡Es tan bella!
¡Es tan dulce!
¡Es ella!

La hoja en blanco
y la belleza en mi mente.
Para siempre...

Santi Malasombra 

domingo, 18 de mayo de 2014

LXXX

Triste estoy cuando escribo
con la tinta de mis recuerdos
grabados a fuego en mi ser.
Triste estoy cuando sueño
que vienes a visitarme
junto al amanecer.
Triste estoy cuando siento
la ausencia de un beso
que no volverá a suceder.

Sentí el amor, lo sentí.
Estuvo aquí, a mi lado.
Sé que existe.
Sé que no es una quimera
de poetas locos.

Mi sangre no bastaría
para pagar tu regreso.
En mis lágrimas
no puede navegar
la nave de tu cuerpo.

El amor tiene tus ojos,
ojos grises, ojos muertos.
Ojos de infinito vacío
en los que me perdí
para siempre.

Triste estoy.
Triste...

Santi Malasombra





sábado, 19 de abril de 2014

LXXIX

Angustiosa soledad atrapada
en una botella de whisky.
Desesperación y rabia
de un blues rastrero
son inquilinas perpetuas
de mi quemada alma.
Abandonado por
las malditas lágrimas
que antaño
me consolaban.
Pensamientos
de sangre caliente
brotan de mi boca.
Alaridos vacíos,
espinas en mi garganta.
Lento alcohol,
muy lento.
El sueño etílico
que cada día
llega más tarde.
Mis manos
aprietan las espinas
que escoltan a la rosa.
Mis ojos vacíos,
mi boca seca,
mi cuerpo sin vida.
Aún respiro,
pero no respiro.
No respiro...

Santi Malasombra

domingo, 23 de marzo de 2014

LXXVIII



Te busqué en el primer fuego
que sobre la tierra crepitó.
Te busqué en el agua
que la primera sed sació.
Te busqué en el fruto
que con el hambre acabó.
Te busqué en la hierba
que el sueño aplacó.
Te busqué en el primer beso
que los sentidos turbó.
Te busqué en la primera caricia
que el cuerpo estremeció.


Te busqué en el rey Sol,
en el poderoso mar,
en el caprichoso río,
en la pureza de la lluvia,
en la inquietante niebla,
en la hechizada luna,
en la sombra de la noche,
en la temida tormenta,
en la llamada del lobo,
en la melodía de las sirenas.
en el dulce amanecer,
en la pureza de las flores,
en el alma de los árboles.


Amarga búsqueda que no cesa,
desesperado encuentro
que no llega.
¿Dónde está el amor
que creí ver en tus ojos?
Espejismo salvaje,
realidad confusa.
Sé que existes.
Lo he sentido.
¿Dónde estás?
Sigo buscando...
Sigo...


Santi Malasombra

domingo, 9 de marzo de 2014

LXVII

Se te olvida que tengo memoria.
Recuerdo tu pelo de trigo
dibujando en mi pecho
imposibles filigranas.
Recuerdo tus ojos de ceniza
buscando los míos
y huyendo al encontrarlos.
Recuerdo tus fríos besos,
tus caricias de hielo,
tus palabras vacías,
tus gestos fingidos.
¿Por qué no me lo dijiste?
¿Por qué salió de tu boca
un falso te quiero?
Recuerdo el adiós
que llegó tarde.
Estaba enamorado
y tú no.
Ni siquiera fingiste
tristeza
cuando te dejé.
Pasaron los años
y quisiste volver.
No lo permití.
Se te olvida que tengo memoria.
¡Maldita memoria!


Santi Malasombra

domingo, 2 de marzo de 2014

LXVI

Escucha al viento
que en la noche grita.
Son los gemidos
de los que no tienen voz.
Desesperadas voces
de los que mueren de amor.
Dulce brisa que se torna
en tormentoso llanto.
Viento que un tango
baila con las ramas
del triste árbol
que no es regado
por tu pasión.
Cruel saeta vestida
de furiosa ráfaga
que ahoga mi canto.
Como el mar
ahoga la melodía
de las bellas sirenas.
Ruge, viento.
Aúlla como el lobo
que a la luna habla.
Ruge, viento.
Escribe para ella
el soneto
que yo no pude.
Cuéntale mi muerte
y mi vida.
Sé mi trovador,
poderoso viento.
No pares nunca
de contarle
que caminas para ella.
Mujer de grises ojos,
escucha al viento
que te hablará de mí.
Escucha al viento.
Escúchalo...
Soy yo.


Santi Malasombra

domingo, 16 de febrero de 2014

LXXV

Temblando ante la morbosa
desnudez de la blanca página.
Deseando vestirla con letras
que la hagan sentir bella.
Suspirando por un verso
que se funda con su piel.


Ella me mira desafiante,
sabedora de su poder.
Me tienta con su erótica
palidez a que la llene
de garabatos de tinta
y la haga sentir bien.


Tengo miedo y lo sabe.


Miedo tiene el aguilucho
que del nido salta
a jugar con el viento.
Miedo tiene la hierba
que de la tierra brota
a bailar con la lluvia.


Miedo tiene la ola
que cabalga en el mar
a llegar a la orilla.
Miedo tiene el sol
cuando cae la tarde
y ha de marcharse.


Pero...
El águila vuela,
la hierba cree,
la ola muere
y el sol vuelve
a nacer.


Y yo...
Escribo.


Santi Malasombra

lunes, 6 de enero de 2014

LXXIV

Madrugadas mágicas
de infantiles deseos
y blancas ilusiones.
Sueños imposibles
son los míos.
Sueños de alma errante
que no descansa.
Caminos sin rumbo
adornados de tristeza
y desesperado dolor.
Días borrados
por lágrimas
de ausencia.
Pero anoche
soñé contigo.

No estés triste,
mi niño.
Susurraste con
tu voz de miel.
Si tú lloras,
no cesarán
mis lágrimas.
Sólo río
cuando ríes.
Vivo en ti
cuando tu vives.
Mis abrazos
en tus sueños
siempre estarán.
Yo velaré por ti
cuando duermas.
Vela tú por mí
cuando despierto estés
siendo feliz.
Acepta, mi niño,
este regalo de Reyes
y vive para mí.

Sí, madre, lo haré.

Santi Malasombra